No dejan de sorprenderme los comentarios negativos que aparecen en los medios durante los últimos meses sobre la salida en bolsa en Facebook y su compra a Instagram. Las críticas que hacen referencia a los 1.000 millones de dólares que el equipo de Mark Zuckerberg ha decidido invertir en la famosa aplicación de retoque de imágenes para ‘smartphones’ me recuerdan mucho a aquellos que no veían tampoco claro que Google se lanzase a comprar Youtube.

Ambas compañías no han suprimido las funcionalidades de las otras. De hecho, juntas se complementan y crecen mejorando el servicio a los usuarios. Por lo que no hay porqué temer en cuanto a su rentabilidad.

En su día, Google Vídeo veía cómo se debilitaba frente a la incesante popularidad de YouTube, por lo que absorber al reproductor en línea fue un pacto acertado. Según la compañía de estudios Hitwise, YouTube de por entonces (2006) concentraba alrededor del 46% del mercado de publicación de vídeos en la red. Y fue Google quien se adelantó frente al resto de interesados como Yahoo!, Microsoft y NewsCorp en querer comprarla.

Respecto a qué puede ocurrir con Facebook e Instagram, Zuckerberg nos ha hecho llegar un mensaje optimista como el de querer aprender de la experiencia de esta aplicación para incluir características similares otros productos. Más perfeccionamiento en curso…

Hace seis años Youtube tampoco demostraba viabilidad económica para que el gran buscador lo comprase por 1.300 millones de euros. Tan sólo contaba con 29 meses de vida, pero había una media de 30 millones de visitantes únicos al mes que visualizaban los vídeos de esta plataforma, hasta llegar alrededor de 100 millones de vídeos por día.

Si recordamos las palabras del consejero delegado de la compañía del buscador, Eric Schmidt, dijo textualmente “Lo que decimos es que creemos que YouTube se convertirá en un negocio de éxito y con beneficios, aunque llevará algún tiempo”. Con el paso de los años hemos podido ver que así ha sido.

Este caso podría volver a repetirse con Facebook e Instagram. La compra no supone el fin de la aplicación. Según anunció el Presidente de Instagram, Kevin Systrom, seguirán siendo los mismos. Comparto la opinión de que este acuerdo volverá a ser un nuevo ejemplo de evolución empresarial y consolidación de la red. De hecho, Systrom anunció que añadirían novedades al producto y buscarán nuevas maneras de crear una experiencia de fotos para móviles cada vez mejor.

Y es que gran parte de la interacción que se consigue en esta red social es gracias a la importancia de las imágenes que se suben en ella. Por lo que han reaccionado como Google: se han adelantado a hacerse con la aplicación antes de que ésta les ganase terreno. Además, como se expuso en el blog de Cyberclick, una compañía como la de Zuckerberg que en tan poco tiempo ha logrado 900 millones de usuarios y hasta ha demostrado su eficiencia con Facebook Ads, cuenta con las tablas necesarias como para sacar rentabilidad en aquello que se proponga.

tree-200795_1280

If you Like it, Share it! :)Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedIn