En cualquier empresa, pero especialmente en una Start Up, es fundamental establecer unos objetivos determinados. Sin embargo, para poder cumplirlos, todavía es más importante tener una sólida cultura empresarial y mucha disciplina.

Si analizamos libros como Good to great o Great by choice, del referente en management Jim Collins, observamos que las grandes compañías son las que, además de haber creado un equipo único de personas y tener un porqué que justifique su servicio, demuestran un alto grado de responsabilidad entorno a conseguir unos objetivos.

En bastantes ocasiones he escuchado a directivos hablar de metas profesionales argumentando que al fin y al cabo no dejan de ser meros objetivos. Con este conformista punto de vista entiendo que ellos mismos asumen que no pasa nada si la empresa no logra cumplirlos.

En mi opinión, lo que diferencia a las grandes compañías es precisamente el hecho de plantearse unos fines como un reto a cumplir, como una forma de liderar y como unos parámetros que se revisan periódicamente para evitar justamente que haya desviaciones.

Hace poco leí el libro Ownership thinking de Brad Hams. Además de tratar sobre la forma de compartir información en la compañía, me interesó mucho cómo el autor expone el establecimiento de objetivos en un equipo profesional en lo que ellos llaman un “huddle”. Dicho de otro modo, una reunión rápida que se realiza semanalmente para trabajar toda esta voluntad.

La función de esta reunión es revisar las métricas que llevan a cumplir dicha meta en el trabajo. Pero no siendo esto suficiente, en este tipo de reuniones se marcan los pasos para superar los objetivos.

En ningún caso, en un encuentro “huddle” se plantea no cumplir estos requisitos. Superar los objetivos es posible, tan sólo requiere seguir un ritmo de trabajo marcado por adecuadas métricas que ayuden a anticiparse a problemas y buscar soluciones.

Considero que esta mentalidad la deberíamos de tener en cuenta en muchas de las empresas españolas. Además, aquellas que nos dedicamos al mundo de la publicidad y el marketing online contamos con la ventaja que ya trabajamos con métricas.

Cada día vemos los resultados de costes por leads, costes de adquisiciones o ratios de conversión y, con esta información, nos movemos a la hora de tomar decisiones, fijando objetivos.

Por lo tanto, observando que las mejores compañías están gestionadas con métricas y logran exitosos resultados, apliquémonos esta teoría. Estoy seguro que cambiando la cultura empresarial con este enfoque, seguiremos mejorando profesionalmente. Sólo hace falta tener la metodología para conseguir y superar los objetivos: trabajar con métricas y llevar a cabo periódicamente reuniones “huddle”.

calculator-178127_1280

If you Like it, Share it! :)Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedIn