Ayer leí esta carta y me parece un mensaje genial para todos los jefes. Si estás de acuerdo con el mensaje compártelo, ¡sobretodo con tus superiores!

“Mi querido jefe…

Quiero que a partir de hoy por las mañanas me dediques una sonrisa profident cuando entro al despacho. ¡De esas que te obligan a ponerte gafas de sol de tanto que brillan! Transmíteme seguridad justo al empezar el día y demuéstrame que estás contento de que formemos parte del mismo equipo. (Pero, ¡ojo!, no te pases con la higiene bucal que tampoco es sano)

Quiero que entiendas que si un día me retraso es porque necesitaba descansar un poco. ¡No pongas mala cara! Simplemente, sé comprensivo. Sabes y yo sé y todos sabemos, que aunque empiece más tarde seré más productiva que si comienzo a una hora temprana. Entiéndeme, a veces me gusta trasnochar con las amigas para hacer unas copas (aunque no te diré por vergüenza que acabamos en un karaoke a las 2 de la madrugada cantando ‘Dale a tu cuerpo alegría Macarena’)

Quiero que entiendas que no soy perfecta y que a veces me equivoco. No somos robots con baterías ilimitadas, ni tenemos un Cociente Intelectual de 160 como Einstein o Bill Gates ni memoria de elefante. Pero soy buena e inteligente, mejor dicho somos un equipo excelente y muy capacitado, pero también somos humanos. Podemos estar cansados, tener un mal día o un despiste. Podemos ser malos memorizando nombres o cifras, pero para eso existen los blogs de notas o el Evernote. Ya sabes lo que dicen los grandes eruditos: de los errores se aprende. Un fallo es un aprendizaje, no una falta que comporta un castigo. Y recuerda ¡tú también te equivocas! A veces me dices que me has enviado un email y jamás me ha llegado o me dices que tenemos una reunión con unos clientes a las 4 y resulta que era a las 5.

Quiero que me felicites por los logros  y objetivos conseguidos. Anímanos cuando hacemos bien las cosas. Y si de paso me regalas un pack de hotel más spa para pasar un fin de semana romántico con mi pareja ya te habrás superado ¡Un admire para el jefe molón!

Quiero que entiendas que si me tengo que ir pronto de la oficina es por algún motivo importante para mí. Puede ser por salud, por algún curso, pero también porque es el pre estreno de la última película de Star Wars y me quiero disfrazar con tiempo de Princesa Leia. ¡Prohibido reírse de mis gustos!

Quiero que entiendas que la remuneración ha de ser justa y equivalente al conocimiento y experiencia que tengo. No quiero vivir por y para el dinero, para mí lo más importante son mi familia, amigos, sueños y proyectos personales. Pero queramos o no en la vida se necesita tener un respaldo económico para estar tranquila. ¡Quiero tener dinero suficiente para pipas, ya que me encantan y me gusta comerlas como un roedor en mi tiempo de ocio!

El éxito económico de la empresa es importante, pero realmente no existe el verdadero éxito si no consigues que tu equipo sea feliz.

 

Natalia Martínez

Futura empleada librería Capitán Flint

La Empresa Más Feliz del Mundo

 

cta-libro-completo

If you Like it, Share it! :)Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedIn