¿Has decidido lanzarte a emprender? En primer lugar, ¡enhorabuena! Crear una empresa es una manera de poner tu granito de arena para cambiar el mundo a la vez que te dedicas a lo que más te gusta. Hay pocas aventuras laborales y personales más gratificantes… pero no te voy a mentir, también puede ser un camino duro.

Incluso en el mejor de los casos, emprender es un proyecto largo y lleno de esfuerzos, donde tendrás que dar el máximo de ti una y otra vez, y otra… Nuestra vida laboral siempre influye en la personal, pero en el caso de los emprendedores, más todavía. A veces puede darte la impresión de que todo es trabajo y de que no encuentras un momento para desconectar.

Pero, ¿sabes cuál es el mayor secreto del éxito a la hora de emprender? Es muy sencillo: convertirte en un empresario feliz. Encontrar satisfacción en lo que haces no solo te ayudará a no tirar la toalla, también te volverá más productivo. Y es que según un estudio de la consultora Crecimiento Sustentable de México, las personas que son felices rinden hasta un 88% más en su trabajo. Así que hoy te invito a descubrir estos 10+1 secretos para emprender con una sonrisa en la cara.


Los 10+1 secretos para los emprendedores felices

  1. Querer crear el mejor producto del mundo

Todos los emprendedores necesitamos un por qué, una razón de ser de lo que estamos haciendo que nos motive a levantarnos cada mañana. No importa a qué te dediques exactamente, pero sí importa tener un motivo que te le ilusione. Así que si quieres ser feliz, el secreto está en apuntar alto y querer crear el mejor producto del mundo. ¡Ponte una meta por la que merezca la pena esforzarse!

  1. Recibir mentorización de los mejores

Siempre se ha dicho que, en todos los aspectos de la vida, una persona solo es tan buena como la gente de la que ha aprendido. Para ser feliz emprendiendo, pon en tu vida modelos de los que puedas aprender valores y maneras de hacer, que te inspiren y que te motiven, gente a la que puedas acudir en busca de sabiduría cuando las fuerzas te flaqueen.

  1. Tener éxito en las rondas de financiación

Tienes la mejor idea del mundo para crear el mejor producto del mundo… pero aún necesitas los medios para hacerlo realidad. Para ello, el primer paso es tener éxito en las rondas de financiación. Si de verdad crees en lo que haces, lo tendrás mucho más fácil para convencer a tus inversores de que tu empresa vale la pena el riesgo. Y si no lo consigues a la primera, ¡no te desanimes y sigue intentándolo! La perseverancia es la cualidad que distingue a los que verdaderamente consiguen sus sueños.

  1. Convertir el plan de empresa en realidad

Las empresas felices se construyen con grandes ideales, pero también con un gran esfuerzo en el día a día. El secreto para salir adelante está en hacer las cosas simples: el “menos es más” es un lema muy valioso para cualquier empresa o proyecto personal. Pon tu energía en aquello que sabes hacer mejor y no te dejes distraer con tareas secundarias.

  1. Construir un Equipo A

Para ser un emprendedor feliz, rodéate de gente que comparta tus valores y esté cargada de energía positiva. Tu objetivo es lograr que las personas que forman tu empresa hagan aquello que se les dé mejor. Solo así podrán dar lo mejor de sí mismos y sentirse verdaderamente realizados.

  1. Conectar con emprendedores, clientes, partners

Aunque al principio trabajes en solitario, no debes olvidar que una empresa siempre es una pequeña parte de un todo más grande. Sentirte conectado (a otros emprendedores, clientes, socios o proveedores) no solo es bueno para tu negocio, también para tu ánimo. Ya sea en un evento, en el tren o tomando un café en el coworking, aprovecha todas las oportunidades para conectar.

  1. Que los clientes se peleen por ti

¿Qué sería de una empresa sin sus clientes? Si quieres ser un emprendedor feliz, necesitas clientes igualmente felices que estén dispuestos a darlo todo por ti. Y para eso, el secreto está en ofrecerles una experiencia “!Wow!”. No se trata solo de vender un producto, sino de comunicarle al mundo tu gran pasión. ¡Ve a por todas!

  1. Cuidar la salud: Cuerpo, Mente y Alma

El activo más valioso de una empresa es la energía de las personas que trabajan en ella. Pero si estás agotado, no serás capaz de ponerle tu ilusión. Por eso, un secreto de los emprendedores felices es cuidarse por dentro y por fuera. Come y duerme bien, date un paseo todos los días, sal a la naturaleza, medita, apúntate a un curso de mindfulness, ve a tomar una cerveza con los amigos… en definitiva, recarga tus pilas para poder dar el 100% de ti.

  1. Tomarse un respiro de vez en cuando

La creatividad funciona de maneras misteriosas e inesperadas. Es posible estar horas concentrado en un problema sin ver resultados y de repente, ¡boom!: cuando menos te lo esperas, surge la chispa de la inspiración. Por eso, la mejor manera de seguir teniendo ideas brillantes es desconectar.

  1. Cumplir dos años de vida

Buenas noticias para los nuevos emprendedores: ¡hay luz al final del camino! Los dos primeros años de una empresa suelen estar llenos de baches, pero si consigues superarlos ya verás cómo las cosas empiezan a ir rodadas. Mientras tanto, cree en ti mismo y no dejes de celebrar cada pequeño logro.

  1. Leer La empresa más feliz del mundo

Por último, quiero recomendarte una lectura formativa para emprendedores felices: La empresa más feliz del mundo. Aquí es donde, por medio de una fábula de lo más amena, he intentado recoger todo lo que he aprendido a lo largo de los años sobre crear una empresa feliz. Muchos de sus lectores me han contado que les ha ayudado a ser más felices en su trabajo, así que espero que pueda hacer lo mismo por ti. Y recuerda: la empresa más feliz eres tú. ¡Buena suerte!

La empresa más feliz del mundo_cta

If you Like it, Share it! :)Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedIn