¿Sabías que… hasta dos tercios de las empresas estadounidenses permiten los horarios de trabajo flexibles? Gracias a las nuevas tecnologías el teletrabajo está ganando terreno en muchos países, pero parece que en España no acabamos de ponernos al día.

Pienso que la flexibilidad es esencial para construir una empresa más feliz. Por eso, hoy quiero compartir contigo 4 reglas básicas para construir un horario de trabajo flexible y feliz.

 

Regla 1: Armonizar las necesidades de la empresa y de los empleados

El activo más valioso de una empresa es la energía que aporta la gente que trabaja en ella. Para mantener esta energía, es fundamental adaptarnos a las necesidades y particularidades de cada empleado: responsabilidades y personas a su cargo, otras actividades, horarios en los que se concentra mejor… Si damos a las personas la oportunidad de aprovechar su energía, el resultado es una empresa no solo más feliz, sino también más productiva.

 

Regla 2: la organización es más importante que las horas invertidas

Frente a la cultura de trabajo “presencialista”, que valora ante todo las horas pasadas en el puesto de trabajo, creo que es preferible ser flexibles y dejar a cada persona gestionar su propio trabajo, ya que hemos de confiar en que serán capaces de hacerlo con éxito. Para lograr una mayor productividad en menos tiempo, la organización es fundamental.

Un buen primer paso para organizarse es crear un lugar de trabajo ordenado. Trabajar desde casa no es llevarse el portátil al sofá en pijama, es crear las condiciones necesarias para ser productivos allá donde estemos. Una vez más, es importante adaptarse a las necesidades individuales: hay quien prefiere trabajar desde una cafetería, una biblioteca o un sitio de coworking.

 

Regla 3: Mantenernos conectados

Un entorno de confianza crea un clima de felicidad en la empresa, y para ello es imprescindible que los empleados estén conectados. No se trata solamente de comunicarse en torno a las necesidades de un proyecto en concreto, sino de compartir los valores y el porqué de la empresa y de sus empleados.

En Cyberclick nos mantenemos conectados haciendo actividades de grupo juntos. Nosotros votamos para escoger el plan que preferimos, y al menos una vez al trimestre salimos de la oficina para divertirnos y conocernos un poco mejor.

 

Regla 4: La empresa feliz está en ti

Para crear un entorno de trabajo positivo, ya sea en la oficina, en casa o en una isla del Caribe, no solo debemos medir la productividad, sino también preocuparnos de la felicidad. Cuando tomamos la decisión consciente de pararnos y ser felices, nuestras prioridades y nuestra actitud ante la vida cambian radicalmente. Para llevarlo a cabo, es factible crear un sistema de medición de la felicidad que nos ayude a hacer que cada vez estemos más contentos con nuestro trabajo, ya que nos aporta resultados y nos ayuda a mejorar constantemente.

 

David Tomás

Autor libro “La empresa más feliz del mundo”

@davidtomas

La empresa más feliz del mundo_cta

If you Like it, Share it! :)Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedIn